Personas que viajaron con Marie a Paris

miércoles, 16 de mayo de 2012

12#. En Paris siempre amanece.




Ya era de día, y como casi siempre Pablo ya había despertado. Ella seguia plácidamente soñando, ya que esta vez ninguna pesadilla se lo impidió. Él observaba como dormía, como apenas su pecho se ensanchaba con cada respiración, observaba como incluso de vez en cuando tiritaba, a pesar de estar tapada hasta el cuello, no tenían nada que ver, él por el contrario, hacia ya un rato que se quitó la camiseta para dormir mejor y no pasar calor. De pronto Marie empezó a notar como el calor de la mañana y la luz se adentraban en el dormitorio y poco a poco fue abriendo los ojos. -Buenos días princesa.- Ella no pudo evitar regalarle una sonrisa. Pero en su interior, algo cesó, eso se lo decía Marco.  Pablo notó como ella estaba concentrada pensando algo, que precisamente no es que le alegrara. Decidió seguir hablando. -¿Sabes?, te duermes muy pronto, demasiado, a mí me a costado dormirme-. -Estaba cansada y necesitaba dormir, y como eres tan aburrido, decidí dormir. Una sonrisa sarcástica le iluminó la cara. -¿Aburrido?, ¿Crees que no puedo hacerte pasar el mejor día de tu vida?.-El listón esta muy alto.

1 comentario:

Udane Felipe dijo...

¡Espero que lo consiguiera! Es precioso, lo que más me ha gustado ha sido el final;) Y lo de que los dos son muy diferentes también, la gente siempre piensa que tu media naranja tiene que tener la misma forma de pensar que tú, las mismas opiniones y gustos. Por supuesto, nunca es así. -bueno, casi nunca-

Muchos besos desde http://other-realities.blogspot.com.es